¿Qué es la volatilidad de un activo, cómo se mide y para qué sirve?

La volatilidad refleja el riesgo del activo a través de la magnitud de los movimientos del precio de cotización. La volatilidad de un activo se calcula tomando una serie histórica de datos de cotización (que puede variar según el periodo que queramos medir). Primero se hace una media de los datos, seguidamente se calcula la desviación de cada dato (diferencia de cada dato con respecto a la media), la varianza (que es la media de las desviaciones al cuadrado) y finalmente la desviación estándar (raíz de la varianza).

La volatilidad sirve no solo para dar una idea del riesgo de mercado o de un valor, sino que es un factor fundamental a la hora de valorar las opciones (mediante la fórmula de BlackScholes).


¿Qué es la Renta Variable?

La renta variable es la denominación utilizada para referirse a la inversión en acciones de empresas cotizadas. Como su nombre bien indica, los precios de las acciones varían a diario, por lo que el inversor debe tener en cuenta que el dinero que destine a este tipo de activo se moverá a diario y puede tener un riesgo y una volatilidad elevada, pero también una rentabilidad elevada.


¿Qué es el valor liquidativo de un fondo?

Es el valor a una determinada fecha determinada del fondo de inversión. El valor del fondo es la suma del valor de todas sus inversiones. En fondos de renta variable o renta fija, el valor liquidativo (VL) suele ser diario, ya que los activos en los que invierte tienen un precio de referencia todos los días, y el fondo suele aceptar entradas y salidas de dinero también de forma diaria. El inversor del fondo toma el VL del día en el que entra para ver sus plusvalías o minusvalías, igual que si fuese el precio de una acción.


¿Qué es un fondo abierto?

Es un fondo de inversión en el que un inversor puede invertir en cualquier momento ya que los activos que hay en el fondo son líquidos y la gestora puede comprar y vender los activos en cartera para ajustar pesos en función de las entradas y salidas de dinero que, en la mayoría de los casos son diarias, si el fondo tiene valor liquidativo diario.


¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva donde distintos tipos de inversores (particulares e institucionales) se juntan para invertir en un tipo de activos específico o con una política de inversión determinada. En su definición general, los fondos abiertos en activos líquidos y cotizados en mercados organizados, aunque existen también fondos de capital riesgo y otros fondos cerrados que invierten en activos no líquidos. Existen múltiples tipos de fondos de inversión y además pueden tener distinto formato jurídico (Fondo o SICAV). En un fondo, todos los partícipes son dueños de los mismos activos (en los que invierte el fondo) y sólo varía la cuantía, en función del dinero que decida invertir cada partícipe o inversor.

En España, los fondos de inversión son fiscalmente traspasables, lo que significa que un inversor puede pasar su dinero de un fondo a otro sin pagar impuestos por las plusvalías acumuladas, hasta el momento en que decide reembolsar y recuperar todo o parte de su dinero. También existen fondos de pensiones, cuyo funcionamiento difiere a nivel fiscal para el partícipe.


¿Qué es un inversor institucional?

Es una entidad que invierte en distintos tipos de activos. Las instituciones pueden ser de distinta índole, como fondos de inversión, fondos de pensiones, bancos de inversión, bancos tradicionales, aseguradoras, fondos de capital riesgo, family offices, SICAVs, fondos inmobiliarios, SOCIMIs y otros. El dinero de la institución puede pertenecer a clientes de ésta o a la propia institución, pero las decisiones las toma un equipo de profesionales de la inversión que siguen el mandato que la institución haya establecido.


¿Quién es un inversor?

Un inversor es toda persona física (inversor particular) o jurídica (inversor institucional) que compra activos financieros, productivos, inmuebles u otros con el fin de obtener un beneficio.